Big Machine Racing encuentra el éxito en la segunda temporada de Xfinity

Por polvo albino

Por estas fechas el año pasado, Scott Borchetta, presidente y fundador de Big Machine Label Group, dejó de jugar. Para dirigir un equipo competitivo de la Serie Xfinity, su entrada en Big Machine Racing necesitaba equipo viable.

Ingrese a Richard Childress Racing, hogar de equipos en alianza con muchos equipos de la Serie Xfinity. Después de caminar con Richard Childress a través de RCR el año pasado, Borchetta sabía que las herramientas estaban frente a él para mejorar su equipo No.48, en lo que él llama una “verdadera inversión”.

“Pensé que podríamos ser un equipo consistente entre los 10 primeros”, dijo Borchetta. jayski.com de su enfoque para la temporada 2022. “Sabemos que tenemos los autos que pueden hacerlo y ahora tenemos que asegurarnos de tener a las personas adecuadas”.

El piloto Jade Buford y el veterano jefe de equipo Patrick Donahue están de regreso. Juntos, el dúo logró un noveno lugar en Michigan el año pasado, mientras acumulaba 16 resultados entre los 20 primeros. No está mal para un piloto que nunca antes ha corrido en un óvalo, mientras que tiene una práctica y calificación muy limitadas.

Pero en comparación con la temporada 2021, se ha tomado una mentalidad diferente en 2022. Donahue dijo que todo ha cambiado: los autos de carrera, la tecnología y la información, todo para ayudar a mejorar la configuración del auto #48.

(Foto de James Gilbert/Getty Images) | imágenes falsas

Si bien tuvo un enfoque más metódico, sin armar todo en el último minuto como en 2021, Big Machine Racing estaba emocionado por la temporada 2022. Y en la última vuelta de la apertura de la temporada en Daytona, Buford se posicionó entre los 10 primeros. cuando Myatt Snider fue despedido y se estrelló contra la parte delantera del auto #48 en la última vuelta, dejando a Buford en el puesto 23 en el orden de llegada. . En las primeras ocho carreras, igualó el mejor resultado de su carrera en COTA de octavo, pero promedió 27.1.

Se necesitaba un cambio. Así que Borchetta optó por sacar del auto a Buford, a quien conoció en COTA hace cuatro años cuando Buford necesitaba un vuelo de regreso a Nashville, en lugar de Kaz Grala, quien corrió cinco carreras en el auto #48. El campamento también tuvo la oportunidad de competir por Big Machine.

“No fue incómodo con el equipo, y eso es lo más difícil de hacer”, dijo Borchetta sobre el cambio de piloto. “Cuando un piloto pierde la fe y el equipo pierde la fe el uno en el otro, esos son días difíciles. Todos lo hemos visto. No lo esperaba. Pero llegó al punto en que íbamos en la dirección equivocada. Eso es cuando tuvimos la conversación de ‘Está bien, ¿qué debemos hacer?’ Quería averiguar por mí mismo si nuestros coches podían pasar por delante.

“Fue realmente difícil para mí recuperar a Jade. Él sigue siendo mi chico. Quiero seguir apoyándolo de cualquier manera que pueda. Llegó al punto en que esa química no funciona”.

Bouford estuvo de acuerdo. Sabía que se necesitaba un cambio.

“Siempre es difícil”, dijo Buford después de que lo sacaran del auto. “Fue una decisión que apoyé totalmente porque podía ver hacia dónde iban las cosas y sabía que había lugares en los que quería estar y también necesitaba aclarar mis prioridades”.

Aún así, el conductor y el propietario siguen siendo amigos cercanos, ya que Buford sigue siendo el entrenador de manejo de Borchetta cuando corre carreras Trans Am 2. A principios de agosto, Borchetta terminó tercero en las calles de Nashville.

“Si me siguen, sigo estando muy cerca del equipo, involucrado con el equipo en el lado de TA2 y trabajo mucho con Scott y aprecio todo lo que ha hecho por mí”, dijo Buford. “Creo que el futuro se ve bastante brillante”.

Desde que fue removido de su rol de piloto de tiempo completo después de Martinsville, Buford solo ha competido en una carrera de Xfinity en Portland. Allí terminó 14º en una carrera empapada.

FORT WORTH, TEXAS - 21 DE MAYO: Tyler Reddick, piloto de Chevrolet #48 Big Machine Racing/JAG Metals, celebra en el carril de la victoria después de ganar la NASCAR Xfinity Series SRS Distribution 250 en Texas Motor Speedway el 21 de mayo de 2022 en Fort Worth, TX.  (Foto de Chris Graythen/Getty Images) |  imágenes falsas
(Foto de Chris Graythen/Getty Images) | imágenes falsas

Big Machine, sin embargo, rodó. Después de un par de finales de mediados de 20 de Grala en Talladega y Dover, Tyler Reddick entró en la refriega en Darlington y estaba entre los cinco primeros en la última parte de esa carrera. En la próxima carrera de la serie en Texas, sorprendió a todos al comenzar segundo, liderando 31 vueltas en el camino hacia la primera victoria del equipo.

“Estaba listo si sucedía, pero no pensé que sucedería así”, dijo Reddick sobre su victoria. “Que a Texas le fuera tan bien como lo hizo fue una grata sorpresa”.

Borchetta no estuvo presente en Texas. En cambio, compitió con autos antiguos en Road America, a más de 1,000 millas de distancia. Cuando terminaron las rondas en Texas, el propietario ciertamente tenía el ojo puesto en la televisión, ya que recuerda haber visto el final con Buford en el podio.

Fue un momento que Borchetta nunca olvidará, ya que su equipo ganó en apenas su 45° largada, algo poco común para un equipo de NASCAR recién llegado.

“Solo ver el automóvil conducir adelante y verlo hacer las cosas que todos esperábamos que pudiera hacer fue muy satisfactorio”, agregó Borchetta. “Jade y mi equipo estaban allí mirando, y yo estoy de pie junto a Jade. Puede que haya sido incómodo, pero me volví hacia él y le dije: ‘Esto no sucederá sin ti’. Fue un buen momento para ver ganar a nuestro coche.

Buford estaba feliz de que el equipo obtuviera su primera victoria, ya que llamó a Reddick un “gran piloto”. Para Donahue, fue su primera victoria en la serie desde 2000 con Jeff Gordon. Podría decirse que este fue más satisfactorio, considerando que tenía la cabeza gacha desde la formación del equipo.

“Cuando dejé Darlington (el anterior) el sábado pensé que podíamos ganar, que podíamos hacerlo”, agregó Donahue. “Texas fue un gran impulso para que todos en RCR y ECR llegaran allí.

“No me sorprendió porque esperaba ganar. Suena arrogante, pero sabía que podíamos hacerlo. Sabía lo que tenía en mi edificio y sabía a lo que teníamos acceso. No estaba muy emocionado porque esperaba ganar y sabía que podíamos hacerlo. ¿Esperaba hacerlo 45 carreras en la existencia de nuestro equipo de carreras? Absolutamente no. Pero sabía que podíamos hacerlo.

A nivel personal, Texas fue un logro monumental para Donahue ya que su hijo de 17 años estuvo presente. Esta es la primera victoria que ha visto ganar a su padre a nivel nacional.

Desde Texas, Big Machine registró tres top 10 adicionales. Reddick terminó cuarto en Atlanta, mientras que Ty Dillon logró un sexto lugar en su única salida para el equipo de New Hampshire. Grala completó los cinco primeros en Watkins Glen el mes pasado.

Este fin de semana en Kansas, Ross Chastain, dos veces ganador de la Copa este año, hará su segunda apertura consecutiva con el equipo. Nick Sanchez ha firmado para cuatro carreras este año, mientras que Marco Andretti hace su muy anticipado debut en NASCAR en el auto #48 en Charlotte ROVAL.

Con la temporada 2023 en el horizonte, Borchetta quiere volver a ser un piloto principal. Este es el primer paso.

“En cualquier negocio, buscas el eslabón débil”, agregó Borchetta. “Si hay una debilidad, tendrá que identificarla y corregirla”.

Borchetta compara el éxito en las carreras con el ajedrez tridimensional. Pero a él le gusta que sea así, y lo llama “una búsqueda interminable para hacer todo bien”.

De cara a la temporada 2023, Donahue cree que el equipo podría obtener más victorias en las últimas nueve carreras del calendario 2022.

“Ganaremos más. Sé lo que estamos haciendo, sé hacia dónde vamos”, dijo. “Tenemos muchas cosas emocionantes para el próximo año y nos pondremos en condiciones de ganar más carreras. Creo que podemos tener la oportunidad de ganar algunas más este año, así que estoy deseando que llegue”. estar allí

Chastain finalizó 15º en su primera largada con Big Machine el pasado fin de semana en Darlington.

Blog