PERSPECTIVA: Cómo Albon reenfoca a Williams

La carrera de Fórmula 1 de Alex Albon casi nunca despegó, dado que estaba listo para competir para Nissan e.dams en la Fórmula E cuando Toro Rosso lo contrató inesperadamente para la temporada 2019. Y podría haber terminado para siempre cuando Red Bull lo decepcionó. después de 18 meses difíciles como compañero de equipo de Max Verstappen a fines de 2020. En cambio, a Williams se le dio una segunda oportunidad, una que comenzó de manera alentadora.

Albon, que conserva sus lazos con Red Bull, condujo magníficamente para sumar los primeros puntos de la temporada de Williams con un décimo puesto en el Gran Premio de Australia. El hecho de que haya sido necesario un período de maratón con neumáticos duros, combinado con la ayuda de Lance Stroll como un obstáculo rodante para los rivales del mediocampo de Albon, para tomar solo un punto dice mucho sobre las luchas actuales del equipo. Pero aunque ha sido un comienzo de año difícil, Albon fue quizás el único punto brillante para una operación de Williams que aún se encuentra en la parte inferior de la tabla de tiempos de F1 con un auto que amenaza la Q2 en un buen día.

Williams no tuvo elección de pilotos cuando se trataba de elegir a su reemplazo para George Russell, que se dirigía a Mercedes. Con Nicholas Latifi en el otro auto, un personaje sólido y querido que no siempre se ha desempeñado bien en la F1, se necesitaba a alguien con el potencial para esa velocidad adicional.

Albon era la elección lógica, un piloto que siempre tuvo una gran reputación por su nivel fundamental de habilidad, pero nunca lo usó al máximo a lo largo de su carrera. Si bien ha ganado carreras en todos los niveles en monoplazas, nunca ha ganado un título, y dice mucho sobre su pedigrí en karting más que un currículum que incluye terminar segundo en GP3, tercero en Fórmula Renault Eurocup y en Fórmula 2 y un Un par de podios en la F1 podrían considerarse decepcionantes. Por su propia admisión, encontró difícil la transición a los automóviles.

El viejo amigo Russell suplicó que Albon lo reemplazara, aunque la decisión de firmarlo era la decisión lógica para el equipo, particularmente una vez que quedó claro que Valtteri Bottas estaba listo para cambiar a Alfa Romeo. La pregunta era, ¿podría Williams liberar todo el potencial de Albon?

Albon se desempeñó bien en sus dos primeras temporadas en la F1. Su sexto lugar en el Gran Premio de Alemania de 2019, la primera vez que conducía un auto de F1 en mojado, fue notable: una conducción que habría asegurado el podio que su compañero de equipo Daniil Kvyat finalmente logró si no hubiera sido por la apuesta estratégica de Ruso. También se desempeñó bien una vez junto a Verstappen con resultados consistentes entre los seis primeros, mejorando lo que logró su sucesor, Pierre Gasly, aunque en un auto menos competitivo en la primera mitad.

Pero Albon no comenzó 2020 como se esperaba. Al equipo le gustó su actitud y enfoque, un área en la que se vio que tenía una ventaja sobre Gasly, y hubo signos constantes de progreso. Pero hubo tantos contratiempos y Albon simplemente no podía vivir con las características de conducción ágil de Red Bull como Verstappen. A pesar de querer mantenerlo, Red Bull no tuvo más remedio que mirar hacia otro lado y fichar a Sergio Pérez.

Se hicieron muchos esfuerzos para hacer la vida de Albon más fácil, incluyendo traer de vuelta al experimentado Simon Rennie como ingeniero de carrera en lugar de Mike Lugg. Pero, a pesar de un gran avance en el podio en Mugello, las cosas nunca encajaron del todo. Como resultado, Albon siguió siendo un piloto de reserva y pasó un año al margen.

Albon no pudo retener su asiento en Red Bull después de 2020, pero hizo un buen uso de su temporada al margen y estaba bien preparado cuando Williams lo llamó. Fotos de Glenn Dunbar/Motorsport

Albon abordó su año fuera de la pista con la actitud correcta, trabajando duro con Red Bull y esperando comprender mejor cómo operan los equipos de F1. Habló de los beneficios de tratar con el personal y los departamentos con los que rara vez se cruza cuando está en un asiento de carrera de tiempo completo y también adquirió conocimiento de los autos 2022. A medida que se acerca el invierno, habrá entendido los detalles de las nuevas regulaciones mejor que cualquiera de los habituales pilotos de carreras, que estaban centrados en sus 21 campañas.

Entonces, cuando Williams contrató a Albon, no solo contrató a un piloto cuya habilidad pura también es muy valorada allí, sino también a un piloto con un conocimiento significativo de tres años con un equipo superior y la actitud correcta.

Pero siempre hubo un elemento de riesgo dado que las cosas no habían salido bien para él en Red Bull, lo que generó dudas sobre si Albon finalmente tuvo la fortaleza mental para cortarlo en la F1. Aunque tiene un buen historial de recuperarse rápidamente de los contratiempos, por ejemplo, su segundo puesto en los puntos de F1 en China en 2019 siguió a un gran accidente en la FP3 que le impidió clasificarse y lo llevó a comenzar en el pit lane. mientras se mide contra Verstappen en Red Bull. ¿Fue significativo que su mejor actuación en Red Bull de 2020 se produjera en Abu Dabi, después de que quedó claro que su destino estaba sellado?

Siempre pareció que Albon necesitaba un buen comienzo con Williams para construir una base. Y obtuvo exactamente eso, a pesar de que no estaba necesariamente en la hoja de tiempos del Gran Premio de Bahrein que abrió la temporada. Williams tuvo una pretemporada difícil, pero los ajustes de configuración realizados después de la FP3 en Bahrein hicieron que el auto fuera mucho más del agrado de Albon. El resultado fue una aparición inesperada en la Q2, con Albon 14º.

El equipo Williams también sintió en Bahrein que estaban progresando en darle a Albon el tipo de automóvil que quería, y el gerente de rendimiento del vehículo, Dave Robson, lo describió como “un piloto bastante diferente al que hemos tenido recientemente”.

Albon prefiere un automóvil con una parte trasera estable, que Red Bull no siempre ha ofrecido, para permitirle llevar la velocidad en las curvas. Es un estilo fluido y productivo que le permite sacar lo mejor de sí mismo. Puede que Williams no sea el más rápido, pero se ha movido en esa dirección en términos de configuración.

Su desempeño en Arabia Saudita también fue bueno, aunque su carrera se vio empañada por una colisión con el piloto de Aston Martin, Lance Stroll. Recibió una penalización en la parrilla por esto (aunque una penalización que no importó cuando se aplicó en Australia dado que comenzó en la parte de atrás después de ser expulsado de la calificación por no tener el combustible para proporcionar una muestra) aunque esto es un poco grave castigo.

Pero eso fue seguido por su destacada actuación en Australia. Los Pirelli duros eran duraderos, por lo que no debería tomarse como un milagro que pudiera hacer que los neumáticos duraran en términos de desgaste, con los Williams cuidando bien sus Pirelli. Esa estabilidad trasera puede haber jugado un papel en eso, asegurando que no sobrecargue las traseras y acelere la bajada.

La actuación de Albon en Australia consolidó su estatus como el principal piloto de Williams. Imágenes de Mark Sutton/automovilismo

Lo que fue impresionante fue la velocidad que Albon produjo en los C2, que a menudo coincidía con la del veloz McLaren, e incluso a veces con la de Mercedes, en vehículos duros más jóvenes. Aún más llamativo fue lo bien que Albon controló esta carrera mientras producía lo que describió como una serie de vueltas de clasificación. No necesitó un entrenamiento interminable, simplemente se metió en ello, confiando en su sensación y comprensión de los neumáticos, esta última otra área en la que Williams cree que ha ganado este año, para aprovechar al máximo el auto. Además, muy pronto, también retrasó la instrucción de salvar al delantero izquierdo ante la necesidad de pasar a Latifi (sin ayuda de las órdenes del equipo). Mostró la voluntad de hacerse valer cuando era necesario y, de hecho, era algo que también había hecho a principios de temporada en la dirección de la puesta a punto.

Aunque necesitó un poco de suerte con Stroll para salvar a un grupo de autos que incluía a Zhou Guanyu de Alfa Romeo, quien luego tuvo que corregir un gran derrape trasero en la curva 1-2 mientras intentaba pasar a Albon (que acababa de salir de boxes). en la última vuelta), ha sido una carrera magníficamente ejecutada. Albon parecía tener el control total, completamente en el espíritu de Russell en su mejor momento.

El resultado es la confirmación de que Albon ha conseguido el que habrá sido su primer objetivo personal con Williams, consolidándose como su principal impulsor. Latifi tenía aspiraciones de hacerlo, pero luchó con el auto y no estaba al nivel de Albon. El piloto más rápido de un equipo siempre tendrá la mayor influencia en términos de influir en la puesta a punto y la dirección del desarrollo, y Albon ahora está bien establecido en Williams. Ahora es su equipo, como lo fue antes el de Russell.

Está bien equipado para aprovecharlo al máximo. Albon no es el tipo de piloto que simplemente se sube al auto y soluciona los problemas, trabaja duro técnicamente y ese aspecto de su juego solo mejora con la experiencia. Lo convirtió en un piloto inadecuado para el desafío de aferrarse a Verstappen, algo que Pérez demostró que era desesperadamente difícil con las características de la generación anterior de autos Red Bull de alto rendimiento, pero encajaba mucho mejor en Williams. .

Como dijo Albon después del Gran Premio de Australia, “no estamos rociando champán ni levantando trofeos”. Todavía queda un largo camino por recorrer para Williams, quien debe haber visto a los antiguos rivales de la parte trasera de la parrilla, Alfa Romeo y Haas, tener un buen comienzo de temporada mientras se tambaleaba.

Pero en Albon tiene al menos un piloto que parece capaz de ser su punto focal no solo para esta temporada sino para las siguientes. Aunque solo se confirmó por 22 años, se entiende que hay un mecanismo para una estadía más larga en el contrato, suponiendo que Red Bull no lo quiera de vuelta.

Como ha demostrado Russell, es posible tener un gran impacto incluso desde atrás. Albon ha hecho suyo al equipo Williams, pero ahora necesita demostrar que puede ser el punto focal perfecto a largo plazo.

Blog