Sabático probablemente marque el final de la carrera de F1 de Ricciardo

daniel ricardo

Un año sabático de la Fórmula 1 en 2023 con la esperanza de asegurar una mejor oportunidad es una estrategia que probablemente lleve la carrera de Daniel Ricciardo a un final sin gloria.

Ricciardo no tiene fuerzas para la próxima temporada después de acordar con McLaren terminar el último año de su contrato.

Si bien esto abrió la puerta para que Oscar Piastri hiciera su debut en la Fórmula 1 con el equipo, dejó al piloto de 33 años en una posición vulnerable en un mercado de pilotos en gran parte estancado.

Siendo realistas, solo quedan tres discos para 2023; las de Alpine, Haas y Williams.

Alpine es con diferencia la más atractiva, aunque Pierre Gasly es considerado el favorito para este papel.

El francés necesita una liberación de Red Bull para que eso suceda, pero sucedería si asegura a Nyck de Vries, como se ha discutido desde el Gran Premio de Italia.

Mick Schumacher está al final de su contrato con Haas y la Ferrari Driver Academy que lo apoyó en esta etapa de su carrera.

Esos puntos combinados alimentaron la especulación de que podría estar fuera del equipo registrado en los Estados Unidos.

Esta operación se ha recuperado bien bajo las nuevas regulaciones aerodinámicas de 2022 después de tres temporadas pésimas atrapadas en la parte trasera de la parrilla.

Tiene vínculos estrechos con Ferrari, lo que significa que si Schumacher no fuera elegido, es probable que otro de los jóvenes de la Scuderia esté en la fila por delante de Ricciardo.

Y eso deja a Williams, quien ayer confirmó el secreto peor guardado del deporte: que Nicholas Latifi no correrá para él en 2023.

Si bien el último clavo fue clavado de manera realista en ese ataúd en mayo cuando el equipo estaba listo para prestar a Piastri a Alpine por dos temporadas, la actuación de De Vries en Monza ciertamente no ayudó a las escasas posibilidades de Latifi de ganar.

Aceptar entrenar en Williams sería un gran paso atrás para Ricciardo, especialmente porque el equipo ha mostrado poco progreso desde que Dorilton Capital lo compró a mediados de 2020.

Con pocas ofertas este año, un año sabático se vio como una alternativa lógica: pasar un año esperando una mejor oportunidad en 2024.

“La verdad es que mantengo abiertas todas las opciones no solo para el próximo año, sino para el futuro”, aventuró Ricciardo.

“Todavía no sé cómo será el próximo año.

“Quiero estar en la parrilla. quiero correr

“Sabes, mencioné hace unas semanas que, si bien ha sido un momento difícil en mi carrera, no me ha quitado el amor por el deporte, ese deseo de estar siempre allí y seguir compitiendo”.

“Obviamente, muchas conversaciones o pensamientos sobre el próximo año y más allá, pero como dije, todavía no sé cómo será eso”.

El único problema es que el mercado de pilotos del año que viene ya parece bastante resuelto. Red Bull, Ferrari, McLaren y Aston Martin tienen pilotos confirmados hasta al menos finales de 2024.

Agregue Scuderia AlphaTauri como una tienda cerrada y las probabilidades de que Alfa Romeo Sauber probablemente mantenga a Valtteri Bottas junto a Guanyu Zhou, o coloque a Theo Pourchaire en uno de sus asientos, y las opciones se reducen aún más.

De repente, en una parrilla de 10 equipos y 20 plazas, sólo quedan Williams, Haas, Alpine y Mercedes.

Es razonable sugerir que Gasly, si firma con Alpine, tendrá un contrato de varios años. Con Esteban Ocon a salvo hasta finales de 2024, las opciones vuelven a estrecharse.

Aparentemente, tomarse un año sabático sería con la esperanza de que Lewis Hamilton, de 35 años, decidiera retirarse al final de la temporada, liberando un impulso junto a George Russell en el equipo.

Pero es largo. El propio Hamilton ha dicho que no tiene planes de retirarse y todavía está motivado para hacerse con un octavo título mundial.

Mercedes también tiene conexiones en otros lugares a los que podría acudir; Albon ha hecho maravillas para reparar su reputación dañada y podría ser promovido con pilotos como el junior Frederik Vesti ocupando su asiento.

Por supuesto, Albon tiene un contrato con Williams para 2024, pero ayuda que Mercedes esté suministrando sus unidades de potencia, entre otros componentes.

Tomarse un año sabático no parece ofrecer ningún beneficio cuando se trata de avanzar en la carrera de Ricciardo, siendo la única variable que no está disponible el próximo año puede ser la de Hamilton.

Sal de la Fórmula 1 por un puede ser es un riesgo significativo.

De hecho, tal decisión puede verse como una última tirada de dados para que Ricciardo prolongue su carrera, donde, con toda probabilidad, marcará su final.

No es por falta de esfuerzo o talento: nadie olvida cómo conducir un auto de carreras de la noche a la mañana. Ricciardo sigue siendo talentoso y digno de un piloto de Fórmula 1, pero no es así como funciona el deporte.

La política y el momento son factores críticos para determinar su destino y, si un piloto tiene suerte, experimentará el éxito que, durante un tiempo, le permitirá disfrutar de una posición sólida en el mercado.

Ricciardo lo aprovechó. Se hizo extremadamente rico y disfrutó del éxito con el que la mayoría de los conductores solo pueden soñar. Pero su valor de mercado ya no es el que solía ser.

A los 33 años, su esperanza de vida se acerca a su fin natural. En 2024 cumplirá 35 años. Pocos pilotos han relanzado su carrera a tal edad.

Por lo tanto, si Ricciardo no logra asegurar un puesto en la parrilla de Fórmula 1 para 2023, con toda probabilidad marcaría el final de su carrera.

2023 Contratos de pilotos de F1

Blog