Veach vuelve de la práctica de Indy Lights a la carrera de enanos

Zach Veach estaba buscando su próximo paso en las carreras de autos. El nativo de Ohio entrenó duro en Mazda Road to Indy, ganó muchas carreras, encontró un patrocinador en Gainbridge para llevar a Andretti Autosport a fin de financiar una carrera de IndyCar de tres años, y recurrió a IMSA y las carreras de resistencia de autos deportivos cuando se inauguró: el viaje de la rueda terminó. prematuramente

La temporada 2021 marcó el final de la participación de tiempo completo en el deporte del joven de 27 años. Comenzar el nuevo año sin un rol regular que desempeñar en las carreras marcó un cambio radical para alguien que ha pasado todos los días de su vida, desde su adolescencia, con la conducción en el centro de su mundo. Por primera vez en mucho tiempo, ha tenido la oportunidad de detenerse, respirar y evaluar hacia dónde quiere ir en la vida.

Veach, uno de los verdaderos buenos del paddock, descubre su lugar mientras disfruta del camino hacia un destino desconocido.

“Estoy tratando de volver a IMSA, pero no es fácil y puede llevar un tiempo”, dijo Veach a RACER. “Y luego, lo principal que ha sido genial últimamente es que comencé a entrenar a Ernie Francis Jr. con Force Indy en Indy Lights. Comencé a trabajar con él en Iowa, trabajando con él y [team principal] Rod Reid, y son muy buenas personas. Ha sido muy divertido volver al nivel Luces y asumir un nuevo rol.

Como muchos corredores profesionales se han enfrentado a este tipo de encrucijadas en sus carreras, Veach recurrió al entrenamiento de ciclistas como una forma de mantenerse y transmitir más de una década de experiencia a la próxima generación. De 2013 a 2016, Veach ganó seis carreras de Indy Lights y quedó tercero en el campeonato. Acortar la vasta curva de aprendizaje de la estrella de Trans-Am Francis Jr., un novato de Indy Lights, es una tarea perfecta para Veach.

Veach aprendió a correr al otro lado de la pared de boxes mientras entrenaba a Ernie Francis Jr. en Indy Lights. James Black/Penske Entertainment

“Ernie se adapta bastante rápido (aunque) no ha tenido mucho tiempo libre”, dijo. “Entonces, para mí, fue muy gratificante trabajar con él. Estamos empezando a entrar en ritmo entre nosotros: estuvimos en Sebring la semana pasada y de hecho me pusieron en el auto de las luces durante unas ocho vueltas. Era la primera vez que conducía el automóvil desde 2016, y ¡guau!

“Entonces, después de mis primeras cuatro o cinco vueltas en el auto, dije: ‘Oye, esto no es muy bueno en las zonas de frenado. Realmente estoy luchando para reducir la velocidad del auto, y estoy Tengo bloqueos traseros muy rápido. El ingeniero dice: ‘Bueno, déjame ver los datos muy rápido’. Regresa y dice: ‘Está bien, sí, frenas unos 60 pies más profundo de lo que deberías con aproximadamente 500 psi más en el pedal del freno… ese es un auto Lights, no un auto Indy, así que tira hacia atrás y estás de acuerdo’. Fue gracioso, pero honestamente, se siente bien hacer algo por alguien más, ¿sabes?”.

Veach también se ha aventurado fuera de su zona de confort, intercambiando autos Indy y máquinas GT3 basadas en producción por algo más rápido y aterrador, y está trabajando en una aplicación no revelada como una nueva empresa comercial.

“Este año, mientras enseñaba y trataba de construir otras cosas fuera del automovilismo, tuve la oportunidad de correr autos de velocidad con el dueño de un equipo local de mi ciudad natal llamado John Kubricks”, dijo. “Así que fui compañero de equipo de Brandon Wimmer en algunas carreras en un 410 alado, que fue la forma de carrera más violenta y loca en la que he estado. Brandon se estaba riendo de mí porque después de mis primeras vueltas en un auto de carrera, salí del auto con los ojos muy abiertos y temblando.

“Y no podía creer que fuera más caótico que el comienzo de Indianápolis, pero lo fue. Lo que pasa con los autos de carrera es que no hay un aumento en la velocidad. Velocidad. Cuando baja la bandera verde, estás instantáneamente de lado, las ruedas levántate del suelo, lo estás persiguiendo. Es una forma tan brutal de correr, pero hay algo tan puro en ello”.

Veach saldrá de su zona de confort para conducir este auto enano en el Driven2SaveLives BC39. James Black/Penske Entertainment

Inspirado por lo que encontró en las carreras de pista corta, Veach ingresó a la carrera BC39 de este fin de semana en el Indianapolis Motor Speedway, llamada así por el difunto maestro del óvalo Bryan Clauson, quien también participó en algunas Indy 500.

“Siempre admiré a Bryan cuando era más joven porque era como mis estudiantes de último año”, agregó Veach. “Al verlo tener su oportunidad en Indianápolis, siempre tuve mucho respeto por Bryan y desde que me mojé los pies en las carreras de tierra, el BC39 y el Chili Bowl siempre estuvieron en mi lista de cosas por hacer. Lo que quería hacer si alguna vez me golpean.

“Esta será la primera vez que corro con un enano y mi tercera carrera de tierra. Entonces, las expectativas durante el fin de semana son sobre el aprendizaje. Estoy muy emocionada y con solo ver este año siento que todos están aprendiendo y, con suerte, se están volviendo lo suficientemente buenos como para pertenecerles. Los respeto al máximo.

Estar lejos de la libertad por un tiempo fue un tónico poderoso para Veach. Entrenando a Francis Jr, compitiendo en autos de velocidad y tratando de ganarse el respeto de la comunidad de carreras de enanos, volvió el encanto de su sueño original.

“El año de carrera perfecto para mí sería competir en pista corta, volver a IMSA a tiempo completo y volver a hacer la Indy 500”, dijo Veach. “Porque he tenido suficiente tiempo afuera ahora, pero puedo volver al paddock y estoy muy feliz y afortunado de estar aquí entrenando a Ernie. Y honestamente, no me di cuenta de cuánto extrañaba a la familia IndyCar hasta que el fin de semana de Iowa.

“Me presenté para ayudar a Force Indy y a todos mis antiguos mecánicos de varios equipos e ingenieros y todos estaban tan felices de verme de vuelta en el paddock que fue muy conmovedor. No sé por qué me alejé tanto tiempo. Tengo que volver, al menos a Indy, así que eso también es algo en lo que estoy trabajando. Regresar y sentirme tan bienvenido, hombre, no puedo decir exactamente cuánto significó eso para mí.

Blog